Don de Loch Lomond

Don de Loch Lomond

viernes, 20 de febrero de 2015

Ambros Chapel. The last memories


AMBROS CHAPEL  (Valencia) por Enrique Falcó
DISCO: The last memories (2014)
TEMAS: 10
WEB: http://ambroschapel.bandcamp.com

Desde tierras valencianas, el cuarteto Ambros Chapel nos presenta el que sin duda es el disco definitivo de su carrera. Soberbia producción, elegantes arreglos y un sonido muy cuidado a la altura de grandes producciones internacionales, y si no lo creen deleitense con el sonido de bajo y batería en la intro del segundo tema “Cellophone”, cortado por unas guitarras que arañan escalofríos y una voz que electrifica la sangre.

The Last Memories (2014)  es una gran colección de canciones en las que sin duda el extremeño Óscar Vadillo, última incorporación al grupo, ayuda a dar forma con su particular estilo en la ejecución de guitarras y coros.

El redondo vinilo de AMBROS CHAPEL. Foto E. Falcó


Sin negar influencias de artistas como David Bowie o The Cure, en este tercer trabajo en estudio no se acusa ni falta de ritmo y cuanto menos vitalidad, como en la intro “X” (una descarada declaración de intenciones) o una de mis favoritas, “Situation”.

“Brazil” con una introducción inquietante y un interesante ritmo podría figurar sin duda como una de las destacadas junto con “Blackdress”, de nuevo con excelente bajo y la algo más comercial “Future Line”.

Óscar Vadillo


VAN SOBRAOS EN: Personalidad. Ambros Chapel sabe cuál es su propio estilo y combina de fábula la marca de la casa con la innovación y la evolución natural. El disco suena a Ambros Chapel, pero con un aura de modernidad y frescura apasionante.

LO QUE YO CAMBIARÍA: Sin duda Óscar Vadillo ha de contar con mucho más  peso vocal. Su voz se acopla perfectamente con el grave registro de Pablo Casero. Su larga experiencia enriquecerá sin duda los siguientes proyectos del grupo.

LA SENTENCIA: La escucha del disco sin duda despertarán las ganas de verlos en directo, donde no defraudan. El grupo tiene potencial y se nota, y están deseando demostrarlo por todo el país. Llegarán irremediablemente a tierras extremeñas y, sin duda, no pasarán desapercibidos.